<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d24159763\x26blogName\x3d13\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://00001101.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://00001101.blogspot.com/\x26vt\x3d-5065587548867597195', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
13

 

jueves, marzo 16, 2006

01:30 - Hola mundo

Hola mundo. Siempre se empieza así. Y el mundo suele responder; a su manera.

Hoy el mundo ha decidido responder con un bonito mensaje de error.

- (Mierda.)

Sólo lo piensa, claro. Con ésta al lado...

Las cosas nunca han ido demasiado bien, pero las dos últimas semanas no hay quien las aguante: entrar a las 9 y salir a las 2 de la madrugada. Por supuesto sin cobrar ninguna hora extra. Y el fin de semana también aquí.

El café ha dejado de ocultar el sueño atrasado. La camisa que compró hace ya no sabe cuantos meses se ve arrugada y con los puños sucios.

Otra prueba... y otro error.

- (¡Joder!)

De nuevo, solo piensa. Aunque pulsa la tecla "enter" especialmente fuerte, como reprimentando al portátil. Ella le mira durante un instante y luego sigue con lo suyo.

La semana pasada agotaron todas las ideas y probaron todas las posibilidades que tenían. Esta semana están repitiendo los tests "para ver si se les ha escapado algo". Sí, fue idea de ella.

Hay que hacer la siguiente prueba. La pone en funcionamiento y se levanta.

- Voy a echarme un poco de agua en la cara.
- Vale.

La oficina está desierta. Puede oír el ruido del tráfico, que atraviesa las cristaleras. El sol hace tiempo que se ha puesto. Pero el termostato del edificio "inteligente" hace que en el interior la atmósfera sea tres o cuatro grados superior a lo que debería.

En la oficina hace siempre el mismo bochorno.

El agua fría le despierta y le molesta a partes iguales. Se mira en el espejo.

- Patético.

Lo ha dicho en voz alta. Se dice a sí mismo que es aún más patético por hablar solo.

Ya no le apetece más café. Coge un vaso de agua. Le da un sorbo mientras se queda mirando uno de esos posters corporativos. Éste en concreto tiene una playa de fondo. Se permite una pequeña ensoñación: recuerda la última vez que estuvo en la playa. Su pésimo estado de ánimo le hace preguntarse cómo ha podido empeorar todo tanto en tan poco tiempo.

Ya está. Hasta aquí.

Se imagina la cara que ella va a poner cuando se lo diga. Sonríe por primera vez en dos semanas.

*****

Hola mundo.

El mundo le responde con una suave brisa en la cara.





| Enlace permanente

© kikito 2006 - Creado con Blogger y Blogger Templates

Feeds: &